El cambio está en cada una de nosotras

Hoy vengo a decirte algo: es muy importante que entiendas que ERES TU PRIORIDAD y, por tanto, para poder estar bien con tu entorno has de estar bien contigo misma. Es indiferente si hablamos de pareja, familia, hijos, trabajo, amigos, etc.

 

Esto no es un acto egoísta, no es que seas una narcisista. No, no. Es que hemos de desaprender y aprender a ver el autocuidado, la autoestima y el automaternaje como un motor para establecer relaciones sanas.

Tu voz interior

Vamos como pollos sin cabeza, hasta arriba de trabajo dentro y fuera de casa, con muchas cargas y pretendemos llegar a todo. Ni de coña va a pasar. Al contrario, cada vez llegamos a menos cosas. Y, encima, esa voz interior, ese diálogo interno que no para de machacarte y decirte cosas feas, a veces, entrando en bucle.

Algunas cositas a tener en cuenta:

1. En nuestro día a día, no nos damos cuenta, y vamos ahogadas. No respiramos. Tenemos lo que ahora definimos como carga mental. Hacemos mil cosas a la vez y, ni sabemos ni nos damos cuenta, que este estado nos llena de infelicidad. Según Nazareth Castellanos hay estudios que así lo avalan. 

2. En las sesiones con las mujeres que acompaño, me doy cuenta de que cuando hablamos del sistema familiar aún tenemos mucho que hacer en el ámbito de la corresponsabilidad. Muchas mujeres se sienten solas en su sistema familiar. No pueden formar equipo con sus parejas. En varias ocasiones, tengo la sensación de que cuando hablamos de autorregulación para acompañar a la crianza, a la infancia y a la adolescencia, sólo lo recogemos las madres y que es de vital importancia que este mensaje del autoconocimiento, de la autorregulación emocional; también lo recojan los padres.

3. En la pareja es imprescindible entender desde dónde se relaciona la otra parte y desde qué estilo de apego, para poder entender al otro/a. Y también desde dónde lo haces tú para poder entenderte y cambiar cosas, poner límites, etc.

4. Poder estar en soledad y sentirte en equilibrio y en paz va a ser básico para relacionarte de forma sana. Tenemos miedo a parar, a hacer NADA, a aburrirnos. Tenemos miedo a encontrarnos frente a nosotros en esa soledad. Si nuestra voz interior no es sana puede aumentar su volumen y hacernos pasar momentos en soledad muy complicados de los que queremos salir corriendo sin poder disfrutar. ¿A qué nos lleva esto? A buscar actividades múltiples para no estar paradas. ¿Y sabes qué es lo peor? Que llenamos de actividades las fiestas y los fines de semana a nuestros hijos para no estar parados. No les podemos enseñar a disfrutar de su soledad. No pueden desarrollar herramientas para conectar con ellos.

El cambio está en nosotras

5. Además de ser madre, pareja, hija, eres MUJER. Eres una persona y también anhelas satisfacer tus necesidades y no sólo la de los demás. Es muy probable que no te hayan enseñado a descubrir lo que necesitas. Es una función materna y paterna. Bueno, está bien, varios se aprende.

6. Es imprescindible que entendamos que, para relacionarnos de una manera sana en cualquier ámbito, es muy importante estar bien con una misma, ya que la manera en que nos tratamos, percibimos y nos hablamos va a influir en cómo nos relacionamos con nuestro entorno.

7. Cambiar tú, va a generar cambios en tu sistema. Seguro. Haz las cosas de forma diferente.

8. El cambio está en cada una de nosotras cada vez que nos situamos en la conciencia, en el presente y con la responsabilidad de nuestro proceso. Igual que nos desconectamos de nosotras lo hacemos de nuestro entorno. Busca tu tribu. Conéctate.

Terapia Gestalt individual:

Empieza el cambio

Todo lo hablado en las líneas de arriba lo vemos en terapia individual. Empezar un proceso de terapia individual es empezar un proceso de sanación, conciencia, autoconocimiento emocional y corporal, de autorregulación emocional. 

 

Empezar un proceso de terapia individual es darte la oportunidad de ver cómo es tu presente, qué ocurre, qué heridas emocionales aún están abiertas o se abren de vez en cuando. Es ir a ver el origen de tus heridas, es ir a ver a tu niña y a tu adolescente interior, y aprender a ocuparte de ellas y liberar a tus figuras de referencia (papá y mamá) de esa función que ya no es suya. Hicieron lo que pudieron, pero ya no es suya. 

 

En un proceso de terapia individual vas a aprender a re-establecer la relación contigo misma, a tratarte bien, a empoderarte. En ocasiones, nuestro vínculo primario está tan dañado que afecta la relación con nosotras mismas. A través de la relación terapéutica, se va a generar un vínculo que va a ayudarte a restablecerlo. A partir de aquí, podrás relacionarte con tu entorno desde otro lugar.

 

Transitar un proceso de terapia individual es ver tus traumas, ponerles palabras y sentirte acompañada.

En terapia individual vas a aprender a conectar, a estar contigo también en esa soledad que a veces nos cuesta.

Es abrazarte, es quererte, valorarte, hablarte bien, respetarte. Con tu proceso individual, encontrarás tu equilibrio, podrás sentir paz. Me gustaría acompañarte en este proceso de cambio, cuando tú quieras, cuando lo sientas.

En Noelia Ballestero | Espacio cuerpo y mente te acompaño a reconectar contigo desde la mente, las emociones y el cuerpo.

Te mando un abrazo.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?